La herramienta de eliminación de tatuajes se utiliza de forma similar a los tatuajes o micropigmentación. Al utilizar el mismo equipo, la fórmula de extracción de tatuajes comienza a funcionar casi inmediatamente después de extraer la tinta original del tatuaje, la cual se mueve hacia fuera de la piel.

En el área tratada se crea una pequeña costra que contiene la tinta del tatuaje. Es importante mantener el área tratada seca después del procedimiento. Mientras se cura, la piel extrae más tinta no deseada.

La eliminación del tatuaje o la micropigmentación no termina después de un tratamiento. Es habitual requerir más de un procedimiento para eliminar todo aquello con lo que no está satisfecho, pero los primeros resultados son inmediatamente visibles. Si solo se ve afectada la epidermis, generalmente no hay rastros o cicatrices porque las células de la capa base de la epidermis son capaces de regenerarse por completo.